Lema

Curso 21/22 “TENDIENDO PUENTES DE ESPERANZA”

 “La esperanza es el sueño del hombre despierto”. (Aristóteles)
Llamando a la puerta está septiembre, viene con júbilo y deprisa, porque quiere iniciar ya la aventura de estrenar un nuevo curso.
Trae el corazón repleto de esperanza para repartir a raudales sueños, pasión, entusiasmo, alegría, innovación, creatividad, esfuerzo, motivación…Y nosotros lo recibimos gozosos porque nos volvemos a encontrar, a compartir las experiencias vividas en el verano, a mirarnos a los ojos, leyendo en ellos toda la vida que surge a borbotones por dentro.
Por eso, todos juntos y en equipo decimos: ¡¡¡Bienvenido, Nuevo Curso!!!
Estamos felices de encontrarnos, de reír juntos, de compartir la vida y la fiesta, de salir juntos al recreo, de aprender, de estrenar mochilas, libros, estuches con sus colores para dar pinceladas de color a los días, cuando sean grises y gritar en voz alta: ¡nos necesitamos, nos queremos y deseamos caminar juntos, codo con codo, para hacer que los “coles” de las Agustinas seamos ¡¡¡el mejor EQUIPO DEL MUNDO!!!
Para que esto se haga realidad, debemos TENDER PUENTES DE ESPERANZA porque el COVID nos ha metido en grupos burbuja, nos ha aislado, nos ha robado muchos abrazos, muchos juegos compartidos, excursiones, trabajo en equipo… y que nos faciliten:
• Caminar juntos sin dejar a nadie atrás.• Cuidar nuestra “Casa Común” con un consumo solidario y responsable.• Transformas los problemas en oportunidades.• Construir espacios de amistad, de equipo y comunidad.• Crear lazos y deshacer nudos para que nuestros “coles” sepan a Hogar, a Familia.• Descubrir la Belleza que hay en todos y en todo.• Crecer en humanidad y en fe, en el acontecer diario, al estilo de Jesús.
Esto es lo que queremos que sea el Nuevo Curso. De todos nosotros depende que lo soñemos, lo creamos, lo hagamos realidad y lo vivamos con pasión, en cada una de Nuestras Escuelas; porque las Escuelas de las Agustinas Hnas. del Amparo son “visión nueva, entrega ferviente, entusiasmo, sorpresa agradable, tocadas de futuro, esperanza, a pesar de la espesura y el espesor de la oscuridad compleja que nos envuelve. Tocamos con preferencia la humanidad doliente y dolorida”. Nuestro referente es Jesús que acoge y abraza, y la ternura de María que sana.
¡¡¡FELIZ CURSO 2021/2022!!!