Identidad

objetivos de carácter propio

Las Agustinas  Hermanas del Amparo presentan el CARÁCTER PROPIO a las Familia, de una manera especial, y con el máximo respeto a sus deberes y responsabilidades; a los Profesores,  Alumnos Personal No Docente, y a cuantos trabajan con nosotras brindamos este estilo de educación basado en la antropología de San Agustín que sustenta nuestra peculiar pedagogía. El hombre es para san Agustín un ser abierto a la trascendencia.

Del hambre de Dios nace su inquietud más profunda, que le convierte en buscador permanente de la verdad. Tan importante como el conocimiento de la realidad es la apertura a los demás para construir una sociedad más fraterna y solidaria.

como centro educativo
  • Promover la formación integral de la persona mediante el desarrollo armónico de todas sus potencialidades físicas, psicológicas, socioculturales y trascendentes.
  • Desarrollar las aptitudes personales, estimulando la creatividad y la investigación científica.
  • Fomentar un espíritu crítico frente a opciones totalizadoras de la ciencia y de la vida.
  • Crear hábitos de trabajo y espíritu dinámico para afrontar las nuevas situaciones y poder participar en la transformación de la sociedad.
  • Favorecer la enseñanza personalizada y liberadora, para que nuestros alumnos sean ellos mismos artífices de su propia educación
COMO CENTRO EDUCATIVO agustiniano

Nuestra identidad y finalidades educativas asumen como principios básicos:

  • La Declaración Universal de los Derechos Humanos y Derechos del Niño, los documentos sobre educación de la Iglesia y el marco legal Constitucional y educativo español.
  • La actitud agustiniana de la “búsqueda de la Verdad y apertura a la trascendencia”, basada en la antropología de San Agustín y el estilo pedagógico propio de las Agustinas.
  • Educar para el estudio, la reflexión y la interioridad.
  • Hacer del alumno una persona libre, responsable y consciente de sus valores, pero nunca desvinculada de los demás, pues en la relación con los otros se realiza su ser de hombre/mujer.
  • Lograr que el alumno, con nuestra cercanía, se sienta satisfecho y feliz en su trabajo, en las relaciones con los profesores y compañeros y en todas las actividades de la vida del colegio.
  • Iniciar al alumno en la vivencia de la amistad como proceso de apertura a los demás y a la trascendencia. “Necesitamos de los demás para ser nosotros mismos”( S. Agustín).
  • Conseguir un diálogo permanente entre fe y cultura, para llevar al hombre que busca a Dios en la experiencia personal y en el progreso de la ciencia. “Que es enseñar si no dar. Una cosa sin la otra es impensable. De hecho nadie es enseñado sin aprender. Y nadie aprende sin ser enseñado”(San Agustín).
COMO CENTRO EDUCATIVO católico
  • Ofrecer una cultura humana abierta al mensaje de salvación.
  • Transmitir una educación cristiana que vivencie personal y comunitariamente la fe.
  • Formar a nuestros alumnos para que actúen en la vida, personal y comunitariamente, según criterios evangélicos.
COMO CENTRO de las agustinas hermanas del amparo
  • Construir la paz que brota de la justicia.
  • Defender la verdad para vivir en libertad.
  • Sensibilizarnos de las luces y a las sombras de los que viven a nuestro alrededor.
  • Fomentar la alegría de sentirnos amados por Dios.
  • Vivir el acontecer diario de la sencillez evangélica.

“Señor, que en la diversidad de opiniones tu verdad haga crecer la concordia, que tu comprensión nos acompañe siempre para que al usar la ley, lo hagamos siempre con amor”(S. Agustín)